Comunicar es un arte

4 de enero de 2022

Según la RAE “arte” en su primera acepción, “es la capacidad, habilidad para hacer algo”. Según esta definición, podemos considerar que comunicar es un arte, pero no todos lo ven así. Muchas veces nos preguntamos ¿por qué hay personas que consiguen interaccionar rápido, mientras que otras no parecen ser capaces de lograrlo? Enrique Alcat en su libro ¡Influye!, dice “Las personas que sonríen con suavidad y miran a los ojos del otro, alcanzan antes sus objetivos”.

Comunicar es influir, es conectar, es mucho mas que contar… comunicar es colocar sentimiento con la voz y con el cuerpo, es poner en común ideas, emociones, pensamientos, es decir algo a alguien y decirlo con claridad, es que la persona entienda, lo que se quiere decir, ¿verdad? Parece obvio, pero en mi opinión, es la asignatura pendiente de casi todos. En mi experiencia, si profundizamos un poco, la gran mayoría de los conflictos se deben a una ineficiente comunicación, damos por hecho que nos van a entender, sin pensar cuales son las circunstancias del receptor, y el “ruido” que le puede provocar nuestro mensaje o el entorno.

El filósofo austriaco Ludwing Wittgenstein llegó a decir “los limites de nuestro mundo son los límites de nuestro lenguaje”. En el contexto de la comunicación entre personas sólo hay que mirar donde están los conflictos en las organizaciones y en la vida personal, y un gran porcentaje tienen que ver con la comunicación; las expresiones como: “está muy mandón últimamente”, “no hay quien la aguante”, “no me entiende”, “no lo hacen bien”, son el día a día…, son señales de que algo ocurre en el momento de interactuar y cuando esto pasa, nos preguntamos alguna vez ¿por qué y cuáles son las circunstancias de estas acciones atípicas de la persona?


Echa una mirada a la imagen. ¿En qué te has fijado mas? En los ojos, labios, pelo, colores, forma… ¿Qué te trasmite? Tristeza, provocación, enfado... ¿Qué es lo importante de la imagen para ti?  La interpretación de lo “importante” es subjetivo, siempre que lo dejemos al azar. Una comunicación que tenga intención, una buena dosis de empatía, y que lleve implícita la necesidad de construir relaciones de confianza, mejora los conflictos y compromete e implica a las personas. 


En el ámbito de las organizaciones, bien sabemos que están compuestas por personas, desde el punto de vista temporal como en el caso de un proyecto u organización permanente vista como una empresa.  Si nos centramos en el cambio organizacional temporal y poniendo de relieve la importancia que tiene la comunicación en este tipo de proyectos, el primer dilema que debería aparecer es ¿qué y cómo vamos a comunicar? Esta pregunta con intención que he puesto en valor en varios proyectos en los que he colaborado, es la diferencia entre pensar en los demás para que entiendan el qué va a “cambiar” o de lo contrario no hacer nada y dejarlo a la libre interpretación, sin tener en cuenta que una organización ya sea temporal o permanente es una “bolsa” con un contenido muy particular; diversidad de personalidades con distintos intereses, actitudes, aptitudes, percepciones, objetivos, influencia… y donde la voluntad de no comunicar es el primer y gran detractor. Poco a poco vamos siendo conscientes de que la comunicación no es una solo una herramienta que elijo y donde incluyo los nombres de los implicados y voila!.

La comunicación deberíamos reconocerla como el flujo transversal y bidireccional con una intención implícita, que debe contener una gran dosis de empatía y con un objetivo, generar relaciones de confianza. 

Comunicar es influir, es conectar, es mucho más que contar… ¿Y tu, comunicas bien?


Este artículo fue publicado en stakeholders.news- St001-Diciembre21.pag.65






Una nueva mirada para un nuevo proyecto

22 de febrero de 2019


Cuando decidí abrir este blog hace más de 6 años para contar mis "miradas" sobre experiencias en proyectos, comenzaba para mi una nueva etapa personal y profesional. 

Al cabo de estos años, escribir en “miradas” me ha mostrado la trayectoria que ha ido definiendo los intereses del momento en el que me encontraba, ha sido el medidor de conocimientos y experiencia acumulada que necesitaba compartir con todos, y el propósito de este blog. En el plano personal, fue mi crecimiento y definición de lo que verdaderamente buscaba y que no era capaz de poner nombre. 

Nada ocurre al azar, el crecimiento y la definición de uno mismo, cuando es perseguido, se refleja a través de etapas y ciclos completados, no ocurre de la mañana a la noche. Estas etapas, en un proyecto personal responden a las preguntas e interrogantes que viven contigo día a día.

En mi caso, y después de 10 años de búsqueda de respuestas y siguiendo mi intuición, unas veces con aciertos y otras con errores, he ido acumulando horas y horas de experiencia y conocimientos, orientando siempre mis acciones en lo me gustaba hacer y tenía habilidades, en mi caso, conocer las necesidades y expectativas de las personas para empoderarlas, sobre comunicación y en como llegar a ellas, sobre organización a través de proyectos, y en ese camino, un sin fin de experiencias dirigidas que contestaban a mis preguntas del check list que realicé al inicio de este proyecto. 


Con Eventtivo, he completado las respuestas de mi lista, y como he dicho al principio, no es por azar, viene determinado por el trabajo, esfuerzo y constancia en saber que es lo que puedes hacer bien para los demás y emprender con ello.

Eventtivo es mi proyecto y donde te espero, nace con el propósito de trabajar para reunir a personas con la misma afinidad y empoderarlas, fomentando las relaciones de interés, que cada vez más, son necesarias en el entorno que nos movemos,100% conectado, pero que nos aísla un poco del exterior. 

Quiero terminar este post haciendo una reflexión sobre todo este proceso que ha sido sin duda, muy enriquecedor a todos los niveles, duro no lo voy a negar, pero que te hace crecer en todos los aspectos para conectar con la esencia del valor como profesional y como persona, y es que cuando decides cambiar lo que has estado haciendo durante mucho tiempo, en mi opinión, hay que tomar como punto de partida y desde el primer momento, las habilidades naturales que nos definen, estas, no se pueden rechazar, pues sería ir a contracorriente de uno mismo. 
Tener claro cuales son las habilidades que te definen, orientan la formación y practica necesaria que se necesitan para que el cambio se produzca, no sé si con 10.000 horas como dice Bill Gates, pero muchas, muchas.  

He pasado de crear espacios para las personas por formación, a llenar espacios para las personas por pasión, es lo que me hecho crecer antes y ahora. 

Agradezco a tod@s los que me han acompañado en este camino y que hoy forman parte de mi vida, sin las cuales nada de lo que ha llegado, habría sucedido. 

Una mirada a la innovación en las PYMES

28 de noviembre de 2017

Últimamente se habla mucho de innovación, hay que innovar si no te quieres quedar atrás. Las grandes organizaciones disponen de departamentos de innovación que están mirando lo que ocurre a su alrededor y centrados en cómo se puede añadir valor. El foco está puesto en el cliente, la competencia, las personas, es el trabajo diario.

Fuente: Xelo Romero
Sin embargo, el mayor tejido empresarial está compuesto por  PYMES, con la misma necesidad de innovar para crecer y aportar valor con el mismo prisma que las grandes organizaciones.

El cambio que vivimos, una reflexión

26 de noviembre de 2017

Este año en el Congreso Anual de PMI Madrid, Spain Chapter se habló de innovación, de cambio, de nuevas tecnologías, de personas, en definitiva de nuevas formas de trabajar y de comunicar. El futuro será trabajar por y para proyectos y nuestros stakeholders serán robots. Una realidad cercana si te asomas un poco a la ventana.

El foco y la importancia decían, está en las personas y en como las nuevas tecnologías  (reconozco me asustan un poco) nos facilitarán el día a día, con lo que nuestra transformación tiene que ver con el cliente, la competencia, los datos, la innovación, pero sobre todo con una nueva forma de pensar, interna y externa. 

El tan famoso "hay que cambiar para adaptarnos” se ha convertido ya, en lo que dijo Heráclito hacia el año 425 A.C "la única constante es el cambio”

Los desafíos de la Comunicación Global en Proyectos

6 de septiembre de 2017


Trabajar en proyectos de ámbito global donde los equipos están localizados a lo largo y ancho del globo terráqueo es lo normal, hoy, pero arrancar un proyecto de estas características con independencia de las restricciones o la interminable preocupación por el coste, el plazo, etc. exige un plan de comunicación muy estudiado.

Todo plan de comunicación es transversal al proyecto y debe adaptarse a él, su gestión a través de equipos virtuales supondrá grandes desafíos, no sólo para el director de proyecto también para los miembros del equipo, ya que la buena disposición, el conocimiento, la comunicación efectiva, dependen en buena parte de lo que debemos tener en cuenta para que el proyecto sea exitoso.

https://es.wikipedia.org/wiki/Archivo:Geokeys.jpg#globalusage
El estudio de PMI´s Pulse of the Profession in-Depth Report™, muestra que las comunicaciones constituyen el factor de éxito más crítico en los proyectos, mejorar y gestionar la comunicación eficazmente, es minimizar los riesgos en un proyecto.

Quiero al mejor!

26 de junio de 2017


Hace unos días tuve la oportunidad de asistir a la celebración de un hito en la carrera profesional de un gran artista, en el marco de un histórico y emblemático edificio en Madrid.


Desde el punto de vista de un profesional, este evento reunía todos los requisitos para ser catalogado como de alto impacto mediático, con una gran carga emocional y donde la coordinación técnica era uno de los factores clave de éxito.

Los Proyectos, las Personas y el Cambio

21 de julio de 2015

Un plan de gestión del cambio se planifica en base a un análisis y evaluación de la capacidad de la organización para asumir los cambios y de la magnitud del cambio; no todos necesitan lo mismo, el caso de la implantación de una herramienta tecnológica nada tiene nada que ver con un cambio organizacional, aunque hay elementos en la gestión que ambos comparten.


Las organizaciones a través de su estrategia empresarial justifican un cambio para alcanzar objetivos, es decir, obtener beneficio y rentabilidad a los proyectos que se ponen en marcha. En la mayoría por no decir todos recaerá en las personas que forman parte de la organización. Iniciar un proyecto de cambio implica precisamente eso, "ponerse en los zapatos" de quien trabaja el día a día, a quien afectará.  
En algunos casos, la necesidad, la urgencia son determinantes y causa de fracaso en un proyecto porque, no se toma en cuenta el verdadero valor que supone la adaptación de las personas hacia lo nuevo.